¿Qué es el dedo en gatillo?

El dedo en gatillo es una de las condiciones patológicas más frecuentes en las enfermedades de la mano. El nombre científico con el que se le conoce a esta patología es Tenosinovitis Estenosante y corresponde a una inflamación del aparato flexor de cualquiera de los dedos de la mano que impide el movimiento normal del tendón (engatillamiento). El dedo de gatillo es más frecuente en los dedos largos, sin embargo también se presenta en el dedo pulgar (también conocido como pulgar en gatillo).

Primer Visita $900.00

Agenda Tu Cita

Causas de Dedo en Gatillo

Las causas del dedo en gatillo son múltiples, se asocian principalmente a la lesión del aparato flexor por microtraumas de repetición que generan un efecto acumulativo y una respuesta inflamatoria crónica del organismo. Como consecuencia se presenta el engrosamiento del sistema de poleas y fibrosis a nivel de la misma vaina tendinosa que recubre al tendón.

Tratamiento de Dedo en Gatillo

El tratamiento del dedo en gatillo puede ser susceptible de una amplia gama de terapias, desde el más conservador con reposo y terapia física hasta el tratamiento quirúrgico de liberación tendinosa que tiene como objetivo la resolución completa y definitiva de la enfermedad.
La cirugía del dedo engatillado debe ser realizada por el especialista con entrenamiento en cirugía de la mano. Muchas son las complicaciones que pueden presentarse si el procedimiento es realizado en condiciones subóptimas en consultorios y con instrumental inadecuado.
La técnica de exploración y liberación abierta del aparato flexor realizada por el Dr. Pablo González Lomelín con una incisión pequeña permite la exposición completa de la polea involucrada, la liberación completa y la correcta hemostasia con pinzas de electrocoagulación, permiten obtener resultados definitivos al padecimiento del dedo de gatillo con prácticamente nula incidencia de recurrencia.

Costo de operación

Cirugía dedo en gatillo:  $ 22, 000.00

Preguntas Frecuentes

En estados iniciales el dedo en gatillo puede mejorar con tratamiento conservador, recomendaciones ergonómicas y posturales, así como terapia física.
Una vez liberado el tendón flexor la recidiva es prácticamente nula, sin embargo, pueden presentarse cambios inflamatorios crónicos como secuela de un padecimiento de larga evolución.
No es recomendable realizar infiltraciones consecutivas. La infiltración de corticoides debe de ser valorado por el especialista teniendo en cuenta el riesgo-beneficio del procedimiento. Se ha reportado rupturas espontaneas del tendón flexor por los cambios degenerativos que produce el medicamento sobre el aparato flexor.
La enfermedad del dedo en gatillo en niños es común inclusive al nacimiento. El pulgar en gatillo congénito impide el movimiento de la falange distal del pulgar en el recién nacido.
La terapia física acompañada de calor local, desinflamatorios y reposo pueden disminuir e incluso desaparecer los síntomas en fases tempranas. En estadios más avanzados pueden ayudar a controlar el dolor sin embargo el bloqueo del movimiento suele persistir.